EnglishFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified



Algo más de la exposición de FICA



na vez más debo referirme, lamentablemente, a la exposición "Carlos Gardel. Del Hombre al Mito" que  la Fundación de Industrias Culturales Argentinas (FICA) realizó en el Museo Histórico Nacional de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con el auspicio del Ministerio de Cultura de la Nación Argentina desde el 10 de junio al 26 de julio ppdos.











Entre los asistentes que desfilaron por las instalaciones de la calle Defensa se encontraba alguien cuya identidad prefiero preservar, quien me envió las siguientes fotografías en un escueto mail en el que manifestaba que “el certificado (…) tiene cara de fotocopia láser”



Demoré casi un mes en mirarlas detenidamente porque por esos días me encontraba en Toulouse, de donde regresé el 2 de julio. Recién entonces pude prestar atención a las numerosas imágenes de la exposición de FICA que habían llegado durante mi ausencia. 

Teniendo en cuenta el mail que acabo de reproducir, me concentré especialmente en este “documento”






Lo había visto reproducido en no pocos libros pero eso nada significaba.

Finalmente, el 5 de agosto se despejaron todas las dudas cuando el Sr. Darío Cantón me hizo llegar la investigación “Carlos Gardel. Artesano – Alumno”, de autoría de su hermano Héctor, editada en 1994 por el Archivo Histórico Salesiano. 

  


Por tratarse de un trabajo sin fines comerciales que nunca había podido conseguir, comencé a leerlo de inmediato. Para mi sorpresa, en la página 38 encontrré el certificado que FICA exhibiría veinte años más tarde, "con cara de fotocopia":


En la página siguiente se indica que fue donado por Armando Defino al Instituto Nacional de Estudios de Teatro en 1943 y que en 1994 todavía se encontraba allí, según pudo constatar Héctor Cantón quien obtuvo una copia en blanco y negro para reproducir en su libro.
La expresa mención al facsímil “en blanco y negro” indica que el original no lo es, tanto por el diseño propiamente dicho cuanto por las tintas de las diferentes inscripciones manuscritas y firmas que rara vez pierden el color de manera uniforme. 



Otro de esos párrafos expresa: "Nótese que originalmente el año fue escrito según la usanza de la época, omitiendo el número 1, que alguna otra mano completó más tarde, y que se destaca en forma evidente"


El mismo detalle se observa en la foto de la exposición de FICA, lo cual podría indicar dos posibilidades:

1) Que se trate de una de las habituales "reproducciones artísticas"

2) Que se trate del original, donado en 1943 al Instituto Nacional de Estudios de Teatro por Armando Defino, 


AMBAS IGUALMENTE GRAVES 


Consultada sobre el tema, Guada Aballe (*) me señala que ese certificado corresponde a la Escuela Elemental de Varones N° 2 (Libertad 455) y se encuentra en una caja de seguridad del Teatro Nacional Cervantes.


Una vez más reitero mi llamado a los gardelianos de buenas intenciones, a los investigadores, periodistas, difusores, museólogos, gestores culturales, a la comunidad en general para evitar que sigan sucediéndose hechos de esta naturaleza que tanto nos perjudican.

La "reproducción artística" de la cédula de 1920 basándose en una foto de Mercado Libre;

SON SUFICIENTES!



Ana Turón
Azul, agosto 6 de 2015 



(*) En su libro "Algo más sobre Gardel" (Ed. Corregidor, Bs. As., 2004) reconstruye la etapa escolar de Carlos Gardel.