EnglishFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Un cheque falso de Gardel




n oportunidades anteriores me he referido a réplicas inexactas e indebidas de documentos que tuercen la historia de Carlos Gardel. Hoy presento un hecho de similares características que no perjudica a la historia sino a quienes de buena fe adquieren una mera fotocopia al precio de un original.


Se trata del cheque N° 168 de The National City Bank of New York por un valor de U$S 100 (cien dólares estadounidenses) librado al portador el 3 de enero de 1935 que se ofrece en venta en Mercado Libre de Argentina en$15.000 (quince mil pesos)



Como bien imagina el lector, descargué la imagen a mi computadora para observarla mejor y profundizarla en detalle.


 
En principio me llamó la atención el papel, que a simple vista no pareciera concordar con el de cheques, pero además el número “168” y el valor de U$S 100 me resultaban familiares.

Efectivamente, un señor llamado Gino Lofredo lo había publicado en su blog en julio de 2009, ilustrando un artículo referido a la Casa Gardeliana de Medellín.



  
Es evidente que se trata de una gigantografía con fines decorativos que bajo ningún punto de vista merece cuestionamientos, pero es posible que haya servido de fuente de inspiración para algún pícaro visitante que luego procedió a imprimirlo.

Una vista ampliada de la reproducción que nos interesa



















Veamos esta imagen:  

1)  La información del crédito es errónea al consignar “3 de marzo”, cuando en el documento se lee claramente “January”, es decir enero. Es ésta otra pauta de que primó el diseño por sobre el contenido, el objeto por sobre el documento, la mirada de un decorador por sobre la de un investigador.

2) Daría la impresión que no son dos cheques sino el mismo en dos reproducciones -si comparamos la grafía, ubicación del sello y similitudes del escaso texto visible-, en diferente color por la señalada finalidad decorativa.

3) Detengámonos en el cheque inferior de la gigantografía y comparemos su tonalidad y textura con el ofrecido en venta


Esta sola imagen habla por sí sola y acrecienta las sospechas sobre la originalidad del artículo ofrecido por “Mercado Libre”, debido a la ausencia de marca de agua, textura y tonalidad del papel y por la uniformidad en el color de la tinta de la lapicera y el sello que se encuentra en la mitad del documento. 


Respondiendo a consultas de posibles compradores, el vendedor de Mercado Libre refirió haberlo hallado dentro de un libro y que estaba dispuesto a someterlo a las pericias que fueren necesarias. Días más tarde publicó una fotografía del reverso en el que se aprecia la textura del papel y un sello de agua que no resultan visibles en el anverso:



Pero eso no es todo.

Otra versión del mismo cheque N° 168 de The National City Bank of New York, librado al portador el 3 de enero de 1935 por un monto de cien dólares fue publicada para su venta el 11 de enero de 2015, con un valor de $13.000.





La imagen se amplía sin ninguna dificultad


 
Con aspecto de autenticidad, con un doblez que lo hace más creíble que el burdo “envejecimiento” del ofrecido por Mercado Libre, aunque con la inscripción “original” que no se condice con el reproducido en la Casa Gardeliana de Medellín que hasta ahora tuve de referencia.

Empezaba aquí otro capítulo que no pude desarrollar in extenso: El anuncio me remitió al conocido sitio "Ala Maula", pero por tratarse de una venta realizada hace casi dos años me fue imposible encontrar detalles del vendedor y presunto comprador. 




Estaba en esta instancia cuando establecí contacto con un señor de Venezuela -cuya identidad prefiero mantener en reserva-, quien me relató que heredó este documento original de su señor padre y lo facilitaría a quien lo solicitare para realizar las pericias del caso y despejar todas las dudas.

Al ponerlo en conocimiento de lo desarrollado en este artículo, indicó que este cheque nunca fue exhibido en público ni jamás autorizó reproducción alguna. Cierto es, sí, que se encuentra en venta y ha circulado su foto vía e-mail entre potenciales compradores.

Si bien la imagen no posee la definición de las anteriores –y dadas las circunstancias es comprensible-, rápidamente se aprecia la “marca de agua”, la textura, la diferencia entre el color de la tinta de la lapicera y la del sello. 



Para mayores certezas solicité y me fue enviada de inmediato una imagen del dorso que, por haber sido tomada en otra oportunidad y con otra luz ambiente, presenta una leve diferencia en su color, pero se observa la marca de agua, la textura del papel y los dobleces que coinciden con el anverso.







Mientras elaboraba este artículo y ordenaba los elementos precedentes, informé de la situación a los directivos de Mercado Libre, quienes me respondieron que "no se trata de una infracción manifiesta". Independientemente de las reglas de venta de ese sitio, no podemos desconocer que la situación generada por un original y dos copias idénticas de un mismo documento es tan confusa como delicada.



Ante esta delicada situación, que sin muchas variantes se reitera una y otra vez, hago votos para que el anteproyecto de Ley de losDres. Norberto Regueira y Juan Bautista González Saborido pueda concretarse a la brevedad, en favor de nuestro patrimonio y evitando engaños a los admiradores de Carlos Gardel que sólo desean preservar tan valiosos documentos.



Ana Turón
Azul, diciembre 5 de 2016
Actualizado en diciembre 14 de 2016